19th Ave New York, NY 95822, USA

5 Tipos de Té

El té blanco es la tipología con el proceso de manufactura más corto y sencillo, simplemente se recogen las hojas, se secan naturalmente para retirar la humedad y evitar la fermentación. De esta manera, es la tipología que conserva mayor cantidad de antioxidantes en sus hojas. Por lo general, se caracteriza por tener sabores suaves y sutilmente vegetales.

Por su proceso, sigue el té verde, el cual, dependiendo del país y la región donde sea producido, tiene una técnica de elaboración especial. Son China y Japón los principales productores de té verde a nivel mundial, donde China se caracteriza por tener una producción artesanal y artística, y Japón por tener una producción industrial y eficiente.

Siguiendo con el proceso, se encuentra el té oolong, un té muy especial originario de China, con un proceso de marchitado y semi fermentado. Se reconoce por sus propiedades digestivas y sus sabores florales.

Al Oolong le sigue el té negro. Un té al cual se le extrae por completo la humedad para darle sus características particulares, haciéndolo un té un poco más astringente, mieloso, y hasta dulce. Principalmente producido en China, India y Sri Lanka. Ideal para mezclar con leche, pues ésta reacciona favorablemente con el té, realzando sabores.

Finalmente, el Pu Erh, un té negro fermentado. Existen procesos de fermentación desde 1 hasta 20 años para este tipo de té. Principalmente producido en China con métodos característicamente artesanales. Es un té de gran valor, por los años de fermentación y las características que adquiere durante este proceso.

Se le reconoce al té, como una alternativa natural dentro del universo de alimentos, haciendo parte del grupo de bebidas llenas de beneficios para la salud. Su principal fortaleza está en ser una bebida llena de antioxidantes y minerales, promoviendo un organismo saludable y equilibrado.

Port Relacionados

Leave a comment